Toda novela encierra secretos y curiosidades que su autor guarda en una caja de caudales con siete cerraduras, como poco, y que conoció mientras la escribía. A veces, con suerte, el autor accede a desvelar algunos de ellos. Francisco Tejedo Torrent quiere contarte algunas de El arcediano de Écija. ¿Te apetece leerlas?

El arcediano de Écija transcurre en la Sevilla de finales del siglo XIV. Una ciudad que embelesa el alma. Cada paso es un pasaporte a adentrarse en su historia. Sevilla es tierra de reyes y de conquistas, de pícaros, navegantes y de anónimos y no tan anónimos buscadores de fortuna. Sevilla. La que enamora al cielo.

Francisco Tejedo Torrent nos cuenta algunas curiosidades y secretos relacionados con esta ciudad. Por ejemplo, ¿sabías que el famoso “Patio de los Naranjos” de la catedral de Sevilla se lo conocía más como el “Corral de los Naranjos”?  ¿No es verdad, Francisco?

patio de los naranjos catedral de sevilla blog novedades altera

Francisco Tejedo Torrent: En efecto. En Sevilla, “corral” era sinónimo de “patio”. El Corral de los Naranjos, que formó parte de la mezquita, se convirtió luego en claustro involuntario de la iglesia catedral, por lo que se le consideraba “lugar sagrado”. Era de acceso público y se convirtió en el refugio más famoso del mundo de cualquier rufián o malhechor perseguido por la justicia civil. En el amplio corral se sentían a salvo, acogidos “a sagrado”, sin que la justicia pudiese prenderlos. Unos famosos versos de Quevedo en el siglo XVII nos recuerdan con ironía este particular:

Salí de Córdoba huyendo;

llegué a Sevilla cansado;

híceme allí jardinero

del Corral de los Naranjos.


custodia-Arfe-procesiona-Corpus-Sevilla blog novedades alteraAsimismo, poca gente sabe que la procesión del Corpus Christi no se denomina como tal, sino que recibe otra bien distinta…

F.T.T: La fiesta del Corpus se crea en Sevilla durante el primer cuarto del siglo XIV, pero la procesión, durante el último cuarto, a imitación de la de Valencia, que ya se celebraba unos treinta años antes. Pero el nombre que recibe no es el de Corpus Christi, sino el de Corpus Domini, como parece que se sigue llamando en la actualidad en Italia.

Y para terminar con los nombres, el de la famosa obra de Dante. El autor la bautizó simplemente como Commedia. ¿No es cierto?

F.T.T: Fue el escritor y humanista Boccaccio quien añadió el adjetivo “divina” durante la época en la que se encargó de leerla y comentarla públicamente por diferentes ciudades italianas. Y así ha acabado llamándose desde entonces.

Advertisements