Tags

, , , ,

A Francisco Tejedo Torrent se le notan las influencias literarias. Su última obra, El arcediano de Écija, transmite huellas de las lecturas que leyó y lee y de los autores que amó y ama. Con su nueva novela recién salida de la imprenta, qué mejor momento para que se enfrente a nuestro Cuestionario Áltera.

Francisco Tejedo Torrent se define como un escritor novel a sus 71 años de edad. Y es cierto. Ahora, cuando la vida le ofrece la oportunidad de dedicarse por completo a su gran pasión, nos regala líneas, relatos y novelas que son recibidos con entusiasmo por los lectores. El bagaje acumulado a estas alturas le permite defenderse con soltura del lance que supone enfrentarse a ese terrible y eterno enemigo que es el folio en blanco.

Francisco Tejedo 'El arcediano de Écija'Blog Áltera: Francisco, ¿por qué escribes?

Francisco Tejedo Torrent: Me lo pide el cuerpo, es muy divertido. Y disfruto, si me conceden un premio literario que conlleva su publicación.

B.A: ¿Cuándo empezaste a escribir?

F.T.T: En plan técnico didáctico, hace unos 25 años. En plan literario, cuando me jubilé hace siete años. Soy un escritor relativamente novel pese a mis 71 años.

B.A: ¿Qué es para ti la literatura?

La válvula de escape de la imaginación y la concreción de mi creatividad.

B.A: ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

F.T.T: Miguel Strogoff de Julio Verne, cuando tenía 10 años.

B.A: ¿Quiénes son tus autores preferidos?

F.T.T: Quevedo, Borges, Cortázar, Cercas

B.A: ¿Y tu libro/libros preferidos?

F.T.T: Cien años de soledad.

B.A: ¿Qué personaje de la literatura universal te hubiese gustado ser?

F.T.T: En plan mafioso —canalla amable—: el Monipodio cervantino de Rinconete y Cortadillo. Como personaje sorpresivo, el don Juan (Don Juan o el amor a la geometría de Max Frish), que se ve envuelto en mil duelos de honor, aunque jamás ha perseguido a una mujer y que debe fingir que ha muerto para poder dedicarse a sus grandes pasiones: estudiar matemáticas y jugar al ajedrez.

Portada 'El arcediano de Écija' de Francisco Tejedo Torrent B.A: ¿Y qué situación o argumento de la literatura universal te hubiera gustado vivir?

F.T.T: En la realidad, cualquiera de los dramas de Shakespeare, siempre que saliese vivo. En la fantasía, la alucinación del Informe sobre ciegos de Sábato (que por cierto, me parece mucho más interesante que el Ensayo sobre la ceguera de Saramago)

B.A: ¿Dónde sueles escribir?

F.T.T: En mi buhardilla, frente al ordenador y dando la espalda a los pocos libros que me quedan —los dedicados y los que intercambio con amigos escritores—, porque el resto los he donado a la biblioteca de un pueblo.

B.A: ¿Con cuál de los personajes de tus obras te identificas más?

F.T.T: Con los perdedores: Fray Luis de León que da con sus huesos en la cárcel; la conversa María Viñales, que oculta a su propio hijo su ascendencia judía; y Ferrer Guardia, al que le cierran su Escuela Moderna y que acabará tristemente asesinado.

B.A: ¿A qué personaje de tus novelas has llegado a detestar?

F.T.T: Al arcediano de Écija lo he amado y mimado como personaje literario, pero lo he odiado como personaje histórico por su integrismo y fanatismo que acabaron con la vida de miles de judíos en los pogromos de 1391 en los reinos peninsulares (Castilla y Aragón).

B.A: ¿Qué novela te gustaría escribir?

Algo parecido a Juegos de la edad tardía de Landero o a Soldados de Salamina de Cercas. Propuestas muy distintas, para no aburrirse.

B.A: ¿Podrías vivir sin escribir?

Poder, podría; pero no me gustaría nada.

Advertisements