Tags

, , ,

¿Qué es amar a pesar de todo y de todos? ¿Lo has experimentado alguna vez? Eso es lo que les ocurre a Mercedes Saavedra y a Cecilia, dos mujeres que viven en la misma ciudad pero en distinto tiempo. Dos relatos, dos historias que se cruzan y que son bañadas por la lluvia, que riega esos dos patios de la misma manera. Esa lluvia lánguida que tan bien narra Judith Mendoza-White.

La lluvia en dos patios es una novela que narra dos historias que en realidad son una: la descripción de la lucha por sobrevivir de ambas protagonistas, el irrefrenable deseo de descubrir sus verdaderas identidades y de desandar los caminos que marcaron sus vidas. Mercedes y Cecilia, separadas por casi dos siglos de diferencia, viven la misma vida, sufren el mismo dolor, experimentan la misma pena. Cada una a su manera.

Portada 'Lluvia en dos patios' Judith Mendoza WhiteMercedes Saavedra es una joven aristocrática porteña que se enamora del prometido de su hermana. Esa relación abre la caja de los truenos dentro de su familia, y más allá: todo Buenos Aires conoce la relación, que es vista como un escándalo mayúsculo en una cuidad todavía imbuida por los aires coloniales que persistían en la atmósfera de 1820. Mercedes sufre, llora, y sólo encuentra el desahogo que necesita en su diario, donde revela secretos ocultos, la maldición que supone ser mujer en esa época, y hasta un crimen que silenciosas venganzas le obligan a callar.

Cecilia reside en el Buenos Aires actual. También sabe lo que es mantener una relación marcada por el escándalo: la suya, con un hombre casado. Su alimentación es un caos, y eso le pasa factura cuando menos se lo espera. Con todo, lo peor es su familia; toda una tortura.

Judith Mendoza-White teje una trama en la que el estilo epistolar se mezcla con el diario personal para llevar al lector por las aguas de una narración que fascina y atrapa a partes iguales.

Si quieres conocer más sobre esta novela, entra en nuestra web o disfruta de su booktrailer:

Advertisements