Tags

, , , ,

Retomamos nuestros Cuestionarios Áltera para que conozcas un poco más a nuestros autores. En esta ocasión, el protagonista del cuestionario es Antonio Vidal, autor de Proyecto 2.1. Las preguntas que vienen a continuación desembocan en unas respuestas que te permitirán hacerte una idea de cómo es Antonio… Y de cómo escribe.

Blog Áltera: ¿Por qué escribes?

Sencillamente, me apasiona. La literatura ha entrado en mi vida y forma parte de mi rutina diaria. Cuando no escribo leo, y cuando no leo, escribo. Me crea satisfacción, me relaja, desconecto del estrés y los problemas de la vida real, y lo mejor de todo es que me hace pensar.

B.A: ¿Cuándo empezaste a escribir?

Antes de escribir mi primera novela jamás me había enfrentado al papel en blanco, por lo que Proyecto 2.1 es mi primera experiencia como escritor. En 2005 comencé a escribir, pero accidentalmente perdí el archivo. Lo volví a intentar, esta vez con éxito, a principios de 2013. Desde entonces no he parado.

B.A: ¿Qué es para ti la literatura?

Antonio Vidal.

Antonio Vidal.

La literatura es cultura, te abre la mente, enriquece a la persona, haciéndola más tolerante, y sin duda la hace mejor. Para el desarrollo de mis obras he tenido que realizar investigaciones, hablar con personas especializadas en ciertos temas y navegar por cientos de webs (en español y otros idiomas) en busca de información. De ello he aprendido cosas que jamás pensé que existían o sucedían. En mi tercera novela, pendiente de edición, La orilla del Omo, toda la trama gira entorno a un misterioso secreto que se escapa del valle del río Omo. He pasado horas delante del ordenador empapándome de la cultura etíope, mirando fotos de lugares, etc., con el fin de poder ambientarla lo mejor posible dentro de mis posibilidades.

B.A: ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

El señor de las moscas, de William Golding.

B.A: ¿Quiénes son tus autores preferidos?

Sin duda, Stephen King. Entre otros incluyo a John Katzenbach y a Arthur Conan Doyle, a éste último por su personaje Sherlock Holmes.

B.A: ¿Y tu libro/libros preferidos?

El cementerio de animales, de Stephen King.

B.A: ¿Qué personaje de la literatura universal te hubiese gustado ser?

Sherlock Holmes. La curiosidad ha sido desde siempre una de mis cualidades. Disfruto averiguando el porqué de las cosas, tanto en el ámbito profesional (ingeniero de mantenimiento) como en el personal. Recuerdo que cuando tenía dieciséis años, mi abuelo me regaló un Vespino de color blanco. A las dos semanas desmonté el ciclomotor por completo para inspeccionar cómo estaban montadas las piezas. Mis padres se echaron las manos a la cabeza cuando vieron todas las partes de la moto esparcidas por el suelo del patio.

B.A: ¿Y qué situación o argumento de la literatura universal te hubiera gustado vivir?

Clarice Starling realizando una de sus entrevistas al Dr. Hannibal Lecter. En rasgos generales me considero una persona normal, con una vida normal y unos hábitos normales. Me resulta inquietante y despiertan mi curiosidad algunos comportamientos del ser humano, en concreto aquellos que van encaminados a realizar el mal. Si tuviera la oportunidad de hablar con alguna persona con el carácter y personalidad del Dr. Hannibal, tendría miles de preguntas que hacerle, todas ellas encaminadas a encontrar una explicación al porqué de sus actos.

Portada novela Proyecto 2.1B.A: ¿Dónde sueles escribir?

En el salón de mi casa. Difícilmente logró concentrarme en otro lugar. Como norma general comienzo a escribir sobre las siete y media de la mañana mientras disfruto del primer café del día. Debido a mi trabajo, tengo jornadas repartidas en turnos, por lo que dependiendo de la semana dispongo de las mañanas o las tardes libres. Suelo emplear las mañanas para escribir y las tardes para leer. En el tiempo que llevo escribiendo me he dado cuenta de que mi mente trabaja mejor a esas horas.

B.A: ¿Con cuál de los personajes de tus obras te identificas más?

En la primera obra, Proyecto 2.1, me identifico con el joven ingeniero, aunque he de reconocer que estoy seguro de que no hubiera cometido su mismo error. Aunque si realmente me identifico con alguno de los personajes que he creado, es con Ángel, el mendigo de mi segunda obra, pendiente de editar, La justicia del mendigo. Es un joven treintañero que se ve en la calle por haber sido fiel a principios. En su vida anterior era una persona trabajadora que gozaba de una vida ejemplar y una bonita familia. Una situación lo sitúa entre la espada y la pared, se ve obligado a tomar una decisión que lo lleva a perder el empleo, y a partir de ahí su vida se convierte en un infierno. Esta novela, como la primera y la tercera, se desarrollan en el tiempo que las escribo, por lo que los hechos suceden en el año 2014. Es una novela que hará pensar a más de uno, y estoy totalmente convencido de que todos nos sentiremos identificados con Ángel, puesto que es algo que le podría suceder a cualquiera de nosotros, tanto hombre como mujer.

B.A: ¿A qué personaje de tus novelas has llegado a detestar?

Es una respuesta difícil de responder. Cada uno de los personajes actúa defendiendo sus intereses, por lo que habría que ponerse en su situación para saber qué haríamos en su lugar. Pero, sin duda, alguien que se hace odiar desde su primera aparición es Miguel Arriaga, uno de los personajes de mi segunda obra. Es un reconocido arquitecto que se mueve por la avaricia y el afán de reconocimiento social, lo que le lleva a descuidar sus obligaciones con su mujer e hijo, con unas terribles consecuencias.

B.A: ¿Qué novela te gustaría escribir?

El psicoanalista, de John Katzenbach

B.A: ¿Podrías vivir sin escribir?

Después de haber publicado mi primera obra, concluido una segunda, estar terminando una tercera, al tiempo que pienso en una cuarta, no me imagino una vida sin escribir. Forma parte de mis hábitos, igual que hacer deporte o realizar las labores domésticas. El día que no puedo escribir me da la sensación de haber faltado a una cita, es como una tarea pendiente en mi agenda que no he podido concluir. Pero si de algo estoy seguro, es que seguiré escribiendo mientras las circunstancias me lo permitan. Me siento en racha creativa. Cuando finalice mi tercera obra tengo previsto escribir, al menos, cuatro más. De algunas de ellas ya he comenzado a escribir borradores.

Advertisements