Tags

, , ,

Guadalupe, Sevilla, el Nuevo Mundo, el Mar Cantábrico… Lugares, tierras, hechos y hombres que componen una novela, El oro de Nueva España, de Gerardo Ruiz Lomo, que es toda una zambullida en, posiblemente, el siglo más importante de nuestra historia. Y el autor lo sabe. El resultado es una novela que recrea como pocas lo que fue dicho siglo.

Se nota la querencia de Gerardo Ruiz Lomo por el siglo XVI. La documentación utilizada para escribir El oro de Nueva España, su conocimiento de los hechos, de las costumbres, de la vida, se traducen en una obra que cala desde la primera hasta la última página. Igual ocurre con esta entrevista. Maneja los tiempos tan bien como las palabras. Sabe de qué habla. Y también de qué escribe.

Blog Áltera: ¿Qué más sorpresas aguardan al lector?

Gerardo Ruiz Lomo: Conocerá a una duquesa con los blasones bien puestos, a los guapos de los apedreaderos sevillanos, a los pícaros y sus métodos de trabajo, a don Nuño y su cabila, al misterioso don Carlos… El lector dará un paseo por los primeros años de la España del XVI. El Oro de Nueva España es una novela coral; durante el periplo de Antoñito se le irán incorporando nuevos y curiosos personajes.

Novela El oro de Nueva España Ediciones AlteraB.A: ¿Qué ha supuesto para ti escribir esta novela?

G.R.L: Redescubrir el siglo XVI. Al documentarme para ir completando y confirmando datos, comprendí lo poco que sabía de aquella Castilla que acababa de descubrir un Nuevo Mundo y que estaba en plena ebullición social y política; a punto de entrar en una nueva época, pero también caminando al borde del abismo. La desaparición de los Reyes Católicos y la avanzada edad del cardenal Cisneros, el regente y la mano que sostenía la corona, producían un inquietante vacío de poder.

B.A: ¿Qué papel juega Antoñito, el pastor protagonista de esta historia?

G.R.L: Antoñito es el hilo conductor de la historia. Desde su apresurada huida de Guadalupe por culpa de un asunto de faldas y un alguacil al acecho, no parará de meterse en líos. Líos que permitirán al lector pasar de un apacible viaje por Castilla a una conjura a puñalada limpia por las calles y callejas sevillanas. Él nos permitirá que las piezas vayan encajando en el rompecabezas.

Gabriel Ruiz Lomo, autor de El oro de Nueva España

Gerardo Ruiz Lomo, autor de El oro de Nueva España.

B.A: El otro protagonista de la novela es una muchacha, Marina, que cambia su tierra cántabra por el Nuevo Mundo. ¿Qué lleva a esa muchacha a partir tan lejos de su tierra?

G.R.L: Un motivo tan viejo como poderoso: por amor. Marina acompaña a su marido en pos de un nuevo futuro en un Nuevo Mundo. La misma razón que impulsó a tanta gente de su época a emprender un viaje a un lugar tan lejano. En cierta forma, Marina será el álter ego de Antoñito, y sus caminos acabarán cruzándose.

B.A: ¿Qué supone para ti el siglo XVI?

G.R.L: El dieciséis es el siglo del Renacimiento, de Miguel de Cervantes, de Lope de Vega; el de la conquista y colonización de América, el de la llegada de los Habsburgo a España, etcétera. Es un siglo capital en la Historia de España. Todo lo que vendrá después tendrá aquí su origen y su razón. A mí me parece un siglo fascinante, y lo conocemos mucho peor de lo que creemos; doy fe de ello. Yo lo comprendí mientras escribía esta historia.

Advertisements