Tags

, , , ,

Una de las sorpresas del año es La vigilante, de Ana L. Roman, autora que siente especial predilección por la literatura fantástica, y eso se aprecia en cada página de la novela. Por eso le hemos pedido que nos cuenta algo más de su obra, esas curiosidades que siempre quedan en el cajón del escritor, cerrado a cal y canto. ¿Te apetece? ¡No te arrepentirás!

La vigilante cuenta la historia de una chica que vive, en el mismo momento, el pasado, el presente y el futuro y que, además, dispone de unos poderes con los que puede preservar el equilibro del mundo enfrentándose al pasado que la persigue… O dejar que ese pasado la venza sin remedio. Curiosidades que la misma Ana L. Roman nos detalla a continuación:

1.- La historia está basada en un cuento que escribí cuando tenía nueve años: se titulaba Presente Carmesí. Como fanática de los vampiros que soy, sólo iba a tratar sobre ellos, pero tras ver una película de licántropos llamada Ginger Snaps, o Feroz, como se llamó en América Latina, me convertí en fan de los hombres lobo. Por eso decidí incluirlos en la trama.

2.- La razón por la cual Melissa practica el kendo es porque es una de mis artes marciales favoritas, aunque solo la he practicado en un par de ocasiones.

3.- Quise darle un inicio distinto a la historia, salirme un poco de los clichés… Es por esa razón que, en La Vigilante, Melissa sabe que es especial, conoce la historia del consejo y sus raíces, y en parte lo acepta y respeta.

4.- El personaje de Ebryan fue uno de los más difíciles de definir. Al principio del libro se supone que es el villano, pero yo quería que la gente entendiera sus razones, así que al matizarlo intenté volverlo lo más humano que pude a pesar de su naturaleza licántropa.

Portada-La-Vigilante-Ana-L-Roman

5.- Aunque la historia original es narrada por una Melissa adolescente, al reescribirla hice que ésta fuera un poco más adulta debido a los cambios que quería realizar en el texto. Por ejemplo, el hecho de que Melissa y Hattori estén a punto de casarse mientras que en la versión original no llegan en sí a tener una relación y Melissa nunca acepta abiertamente sus sentimientos románticos por él. En ese aspecto quería que el triángulo amoroso entre Melissa, Alec y Hattori fuera más marcado y mucho más dramático. La traición en él es de suma importancia para la trama, por lo tanto cada pareja debía amarse de forma un poco más madura.

6.- La razón por la cual usé Japón como uno de los escenarios principales es por que cuando escribí la primera versión mi mayor sueño era viajar a dicho país.

Ana L.Roman, autora de La vigilante, Ediciones Áltera

Ana L. Roman, autora de ‘La vigilante’.

7.- Utilicé el apellido Matsumoto debido al actor y cantante Matsumoto Jun, del grupo Arashi, al que conocí por su papel en el TV Drama Hana Yori Dango. Me gustó mucho como sonaba, así que lo usé como apellido de Hattori… El nombre de este personaje simplemente se me ocurrió una mañana mientras escribía; al contrario de Takeshi y Chise, a quienes nombré de esa forma por personajes de anime que vi mientras escribía. Por ejemplo, Chise es el nombre de la protagonista de Saikano, un anime que me gustó mucho.

8.- Los hechizos que usan los personajes los escribí utilizando una mala gramática de idiomas como el alemán o el galés. Quería que sonaran bien pero que en sí no significaran nada… Melissa usa un derivado del alemán, su madre Claire un derivado del latín y Leandra, un derivado del galés. Escogí los idiomas también para que se adecuaran a su personalidad.

9.- Aunque muchas personas me preguntan sobre esto, debo decir que Melissa no es un reflejo de mí. Puse en ella cualidades mías, sí, incluso sueños, como el hecho de que quiera ser escritora o le guste el kendo, pero más que un reflejo Melissa es algo así como mi ideal de heroína.

10.- Los personajes de Hattori y Alec son una conjunción de cualidades que me gustan mucho y que varios amigos japoneses míos poseen. Es por eso que su carácter dista mucho de la primera versión.

11.- Comencé a reescribir la novela debido a la universidad. Sí: necesitaba espacio en una de mis memorias USB, así que comencé a borrar archivos y entre ellos estaba el primer manuscrito de Presente Carmesí. Leí las primeras páginas y decidí guardarlo. Después sólo comencé a escribir en otro archivo basándome en esa primera trama como un modo de relajarme de la universidad y los deberes. Es más, terminé escribiendo todos los días de camino a la escuela en mi iPad.

12.- El parque de diversiones en el que Hattori conversa con Melissa sobre su verdadero nombre y cómo fue que lo adoptaron es real, lo incluí en la última revisión pues fui allí el año pasado; sin embargo, no tiene rueda de la fortuna… Cuando recordé eso estuve tentada de borrarla de la historia, pero para la cultura japonesa un viaje en la rueda de la fortuna en una cita es lo más romántico que hay, así que la dejé.

13.- El nombre de Marie es un derivado de Mariana, que es el nombre de mi hermana. Lo utilicé como un modo de darle reconocimiento en la historia, pues ella es quien siempre ha escuchado mis locuras y quien me aguantó mientras hablaba sin parar respecto a los cambios que había hecho a la trama.

14.- El manuscrito original de La Vigilante tiene 600 páginas y el final de la novela era en sí el nudo del manuscrito, pero tras leerlo me percaté de que era bombardear demasiado con sucesos al lector, así que decidí recortarlo y escribir esa parte final como otro tomo.

Advertisements