Tags

, , , , ,

Legiones romanas. ¿Qué te evocan? Sangre, guerra, dolor, muerte… Pero también sacrificio, disciplina, orden, hermandad… Una fuerza militar única que sigue despertando admiración. ¿Por qué? Jose María Sanz López tiene algunas claves que pueden responder al porqué de esa admiración.

Las legiones romanas siguen despertando admiración miles de años después de su desaparición. Seguramente porque su espíritu impregnó a otros cuerpos armados tan legendarios como ellas que se sucedieron a lo largo de la historia. Y quizás porque, en el fondo, su técnica, estructura siguen vigentes como la máquina de guerra perfecta que fueron. Y quién mejor que un gran experto en ellas como José María Sanz López para describirte cómo eran, pero en profundidad. Él lo ha hecho en su obra Voces militares de las legiones romanas. Por eso hemos querido charlar con él. Esta entrevista es el resultado de esa charla:

Blog Áltera: Hay un aspecto que llama la atención de tu obra, y es, aparte del conocimiento, la enorme pasión con la que hablas de las legiones romanas. ¿De dónde viene esa pasión?

José María Sanz López: Mi pasión por las legiones romanas es la pasión que tengo por el mundo grecolatino, de la lectura de las obras de los clásicos que en un primer momento me obligaban a leer en el instituto y que luego se convirtió en afición: sus mundos llenos de héroes, de sus genealogías, de sus guerras épicas, de las pruebas que habían de superar, de los dioses caprichosos, soberbios e injustos … Todas esas cosas despertaron en mi una admiración por el mundo clásico que aún, hoy en día, conservo.

José María Sanz López, autor de Voces Militares de las Legiones Romanas, Ediciones Altera

José María Sanz López,

B.Á: En tu obra describes su estructura, maquinaria utilizada, el funcionamiento interno… Y con un lenguaje sencillo pero no exento de precisión histórica. ¿Cómo ha sido el proceso de elaboración de esta obra?

J.M.S.L: El proceso de creación de esta obra ha sido largo, a veces complicado, pero siempre muy gratificante. Todo empezó cuando yo era un adolescente que leía biografías de los grandes generales de la antigüedad; de ahí pasé a interesarme por la estructura de las legiones romanas, de su funcionamiento. Comencé a comprar libros sobre el tema, de los que iba tomando notas que dejaba entre sus páginas o que directamente glosaba en los márgenes. Pero si lo que me preguntas es sobre la obra en sí, te diré que ha sido un trabajo que ha ocupado casi un año de mi vida, dedicándole unas cuantas horas al día, bien para leer o releer, bien para plasmar negro sobre blanco lo que iba asimilando. Y una vez finalizada, había que corregir los posibles fallos u omisiones que pudiera haber en la obra, volver a dar forma a algunas entradas. Y siempre procurando ser lo más ameno posible, lo cual no quiere decir que la obra sea histórica o técnicamente imprecisa. Lo que no he querido es ser en ningún momento extremadamente academicista porque eso podía implicar que una obra que pretendía fuese para el gran público, se volviese farragosa.

B.Á: La jerga es otro de los aspectos que tratas en tu obra. Una jerga que nos permite conocer al dedillo aspectos relacionados con la impedimenta de los soldados, del día a día, de las armas… 

J.M.S.L: Mas que hablar de jerga, que también, yo prefiero hablar de tecnicismos, porque aún aceptando que se trata de un lenguaje especial mediante el cual se comunicaban entre sí los legionarios; esta forma de hablar era absolutamente formal y no pretendía ser un lenguaje críptico, sino que simplemente era la manera adecuada de referirse al armamento, a la jerarquía, a los tipos de soldados, etc., en su modo preciso. Es esa exactitud lo que hizo que las legiones funcionasen como un auténtico reloj porque cualquier orden, cualquier premio, cualquier castigo, estaba perfectamente definido en su ámbito castrense.

B.Á: ¿Dónde radica la magia de las legiones romanas, que pase el tiempo que pase nunca dejan de estar de moda?

J.M.S.L: Sinceramente, creo que siguen estando de actualidad porque aún continúa sorprendiéndonos cómo un pequeño grupo de agricultores pertenecientes a una ciudad-estado asentada en el monte Palatino, fue creciendo mediante la unión de otras aldeas y cómo se extendió hacia el monte Quirinal, luego hacia el Esquilino, llegando incluso hasta la costa, hasta Ostia. De ahí, gracias a su cohesión social, a su política, a su economía y, cómo no, a su ejército llegó a conquistar toda la cuenca mediterránea, Asia Menor, Germania hacia el norte e Hibernia hacia el oeste. Porque, no nos engañemos, toda conquista va precedida de lucha, sangre y sometimiento, y ahí jugaron un papel decisivo las legiones, que imponían su pax romana a los pueblos vencidos.

Voces Militares de las Legiones Romanas, José María Sanz López Ediciones ÁlteraB.Á: ¿A qué público recomendarías tu obra? ¿A quien desee iniciarse en el conocimiento de esta fuerza, a los entusiastas, a todos a la vez…?

J.M.S.L: Voces militares de las legiones romanas es un libro de consulta dirigido a todos aquellos que sientan admiración, curiosidad o ganas de aprender sobre ese complejo mundo que fueron las legiones romanas. Puede servir de apoyo a aquellas personas versadas sobre el tema que en cierto momento necesiten una descripción precisa de algún término, pero también a todos los aficionados que se inicien en su estudio, ya que les será mas fácil acceder a la terminología militar empleada por los legionarios al estar cada entrada ubicada alfabéticamente, haciendo de esta manera mucho mas fácil encontrar la definición requerida.

B.Á: ¿Se puede hablar de las legiones romanas como la máquina de guerra más perfecta que haya existido nunca en la historia de la humanidad? 

J.M.S.L: En su momento fue, efectivamente, la máquina bélica mas perfecta que hasta entonces hubo existido. Esta perfección, que duró siglos, nació de su capacidad para irse adaptando a las necesidades del momento tanto en lo que se refiere a la estructura de la propia legión –recordemos las reformas hechas por Gayo Mario-, como al armamento, puesto que no tenía ningún problema en incorporar a su panoplia armas de los pueblos contra los que luchaba si eso suponía una mejora importante en su equipamiento, tanto ofensivo como defensivo. La legión romana fue la base de los Tercios españoles, y tanto sus estrategias, sus tácticas, sus generales mas gloriosos siguen siendo objeto de estudio en las academias militares mas importantes del mundo. De ahí la admiración que todos los aficionados a temas militares les profesamos. Y de ahí, también, su eternidad.

Advertisements